Lección 13

Descargar lección 13 completa en pdf (click aquí)

LECCIÓN  13

Neli pülata, ngillayan pichin kalleta.

‘Si tengo plata, compraré un poco de galletas’

Nelmi pülata, ngillave wesakelu pichi kampu.

‘Si tenés plata, comprále ropa al niño’

Nele pülata, ngillayavi kiñe kawellu ta iñ votüm.

‘Si tiene plata, le comprará un caballo a su hijo’

 

 

Dunguli ranküldungun, ¿eymi kimaymi?

‘Si hablo ranquel, ¿usted va a comprender?’

Dungulmi kastilla, kimlayaymi ranküldungun.

‘Si usted habla castellano, no aprenderá ranquel’

Dungule ranküldungun, ta iñ chaw ayupiukeleay.

‘Si habla ranquel, su padre estará contento’

 

 

Amuli waria mu, chaliaviñ  inche iñ weni.

‘Si voy al pueblo, saludaré a mi amigo’

Puliwen akuli, pepipeaviñ ta iñ laku.

‘Si llego temprano, podré ver a mi abuelo’

Kutranle inche iñ laku, küpayay kurachepelo.

‘Si mi abuelo está enfermo, vendrá el médico’

 

Müna ilotülngeliñ, müna motrüavüiñ.

‘Si nos daban mucho de comer, hubiéramos engordado mucho’

Kiduleleyengün, apümkünotüavün winka.

‘Si hubieran estado solos, hubiera terminado a los blancos’

Ekilangele owisa, layavüy.

‘Si la oveja hubiera sido esquilada, se hubiera muerto’

 

Puwülngen ruka mu.  ‘La llevaron a la casa (fue llevada a la casa)’

Küpalngeli, küpayal.  ‘Si me traen, voy a venir’

Ngürü elungi külche kawellu.  ‘Le dieron tripa de caballo al zorro’

 

 

 

Eluvi ta iñ ñuke kal.

‘Le dio la lana a su madre’

Eleyo  Karüpilun epu kawellu.

‘Le dio dos caballos a Carripilón’

 

 

 

Amupelaiñ inchiñ waria mu. ‘Nosotros no fuimos al pueblo’

Inche ngillapelan kal. ‘Yo no compré lana’

Ngüreutralpeymi kurü kal. ‘Estuviste tejiendo la lana negra’

 

 

 

Vocabulario

 

Sustantivos: chañikollü  ‘matra’

koche ‘automóvil (préstamo)’

kurachepelo ‘médico’

külche ‘tripa’

rükavün ‘espina’

tayül ‘canción de linaje’

üñüm  ‘pájaro’

 

Verbo:   ekila ‘esquilar (préstamo)’

chali ‘saludar’

ilotul ‘dar de comer, alimentar’

kidule  ‘estar solo’

nawpa  ‘bajar de arriba’

nüva  ‘cazar’

pepipe  ‘poder ver’

puwül  ‘llevar’

rülele  ‘estar resfriado’

ye  ‘traer’

 

 

Diálogo

 

Practicar diálogos siguiendo este que se presenta a continuación.

 

A: Marimari, weni.

B: Püta kuyvi. ¿Kümelkalekaymi?

A: Kümelkalekan.  ¿Chew amuymi?

B: Inche amuy Karüpilun ta iñ ruka mu. Ta iñ kure kutranpi.

A: ¿Chumley ta iñ kure?

B: Vey kutranlonkoley ka rüleley. Inche neavüli koche, puwülavüviñ
kurachepelo mu.

A:  Inche kavey rülelen, welu amulayan kurachepelo mu. Inche amuan
ütantü mu.

B: Kümelkaleymi eymi. Pewkallal.

A: Chaltun may. Pewkallal.

 

 

Aspectos gramaticales

 

Verbos:

En esta lección analizamos el modo condicional, marcado por el morfema ‑l-, que aparece en la oración subordinada, cuando el hablante manifiesta que una acción tendrá lugar solo si se cumple lo indicado por la proposición subordinada, cuyo verbo está en modo condicional:

 

küme umawtüli, müna küdawan inche

‘si duermo bien, trabajaré mucho’

 

Las formas personales varían en la primera y tercera personas que acompañan al modo condicional. No pasa lo mismo con la segunda, que es igual que la segunda del modo real.

 

amuli  ‘si yo voy’

amulmi  ‘si usted va’

amule  ‘si él va’

 

Vemos que la primera persona es ahora –i, en tanto que la tercera pasa a ser -e.  La segunda sigue siendo -mi.

La negación del modo condicional es –no–        que se emplea también para las formas no finitas.

 

                  wülnoli chañikollu, nelan plata

‘si no vendo matra, no tengo dinero’

 

Evidencial:

El sufijo -vü– expresa la falsedad actual del hecho indicado por el hablante, evitando así cualquier ambigüedad al oyente. La presencia de –vü– indica al oyente que el hecho mencionado es actualmente falso.

Si el verbo de la proposición principal lleva el sufijo –vü- y el de la subordinada condicional presenta el tiempo futuro -a– acompañado del mismo sufijo  -vü-, el sentido de la oración es de imposibilidad:

 

kimeltüngeli ranküldungun, kimavün

‘si me hubieran enseñado ranquel, hubiera aprendido’

 

Pepi- ‘poder’:

En ranquel, existe un tema verbal que comienza con pepi- ‘poder’ y es seguido por un morfema verbal:

 

pepitrekan  ‘yo puedo caminar’

pepiadkintün  ‘yo puedo divisar’

pepipüran  ‘yo puedo subir’

pepiamun  ‘yo puedo ir’

 

Interacción agente-paciente, siendo el paciente una tercera persona:

Cuando un verbo manifiesta una relación entre dos personas, una primera  persona agente  y una tercera persona (P) paciente, el verbo agrega el sufijo –vi- para indicar el objeto directo del verbo transitivo, y si el verbo es bitransitivo (dar algo a alguien), este mismo sufijo indica el recipiente o beneficiario de la acción:

 

eluviñ Rosaria koywe    (de 1ª persona agente a 3ª paciente)

‘yo le di a Rosaria la jarilla’

 

El mismo sufijo se emplea en los siguientes casos:

 

elu –vi-yu  ‘nosotros dos le dimos’

(de 1ª P dual agente a 3ª P singular paciente)

 

elu-vi-iñ  ‘nosotros varios le dimos’

(de 1ª P plural agente a 3ª P singular paciente)

 

elu –vi-mi  ‘vos le diste’

(de 2ª P singular agente a 3ª P singular paciente)

 

elu –vi-mu  ‘ustedes dos le dieron’

(de 2ª P dual agente a 3ª P singular paciente)

 

elu-vi-mün  ‘ustedes varios ledieron’

(de 2ª P plural agente a 3ª P singular paciente)

 

elu –vi  ‘él le dio’

(de 3ª P singular agente a 3ª P singular paciente)

 

elu-vi (engu)  ‘ellos dos le dieron’

(de 3ª dual agente a 3ª P singular paciente)

 

elu –vi (engün)  ‘ellos varios le dieron’

(de 3ª P plural agente a 3ª P singular paciente)

Cuando un verbo manifiesta una interacción entre dos terceras personas, una agente y otra paciente, hay que tener en cuenta cuál es la próxima y cuál la persona más alejada del hablante o considerada por este menos importante. Cuando la tercera persona agente es sentida como más cercana o próxima al hablante (es decir a la 1a persona) la forma será directa y se indicarán por medio del morfema –Ø– que expresa la 3a persona agente en tanto que –vi– expresa la 3a persona paciente:

 

pevi    ‘él lo vio’

 

Si la tercera persona agente es sentida como más lejana que la que actúa como tercera paciente, la forma será inversa, con lo cual agregará el marcador de inversión -e- ~ -ye– (puede agregar la semivocal homorgánica y si está precedido por una raíz verbal que finaliza en e-). En este caso ambas personas se indicarán de la siguiente manera: –ew ~ –o, 3a persona agente y –Ø–, 3a persona paciente.

 

peyeyo   ‘él lo vio’

 

Voz pasiva:

El morfema –nge–  ~ -ng- , homónimo del verbalizador ‘esivo’, es la marca de la voz pasiva. En oraciones transitivas el agente de la acción es suprimido por completo por medio de este morfema pasivo, cumpliendo una de las funciones propias de la voz pasiva, el borrado del agente. Disminuye pues, la valencia verbal transformando verbos transitivos en intransitivos. En los siguientes ejemplos se observa el verbo ye ‘llevar’ en voz activa y luego en voz pasiva:

 

Activa:       yey  ñi kaman   kawellu

‘llevó su tropilla de caballos’

 

Pasiva:       vey mu müten  yengi ngürü

‘por eso nomás se llevaron al zorro (el zorro fue llevado)’

 

Evidencial  –pe-:

Manifiesta la certeza del hablante con respecto a lo enunciado. Podría ser una gramaticalización del verbo pe ‘ver’, precisamente porque el hablante al hacer uso de este validador hace saber al oyente que ha sido testigo del hecho y por esta razón puede dar constancia de que ha ocurrido.

 

eye enseñalpeviñ chanikollü

‘yo le enseñé (a hacer) la matra a aquélla’

 

 

Aspectos culturales

 

Los topónimos

Sabido es que la lengua de cada cultura expresa su particular forma de entender y explicar el mundo.

A través de diferentes propuestas y estrategias de trabajo, se plantea en nuestra provincia la posibilidad de que la lengua sea nuevamente un vehículo de recuperación de la cultura ranquelina. Así, el ranquel permitirá establecer un hilo conductor entre el pasado y el presente resignificándolo. Y por ello la importancia de tratar la lengua como patrimonio intangible.

Tomemos por caso los topónimos. ¿Por qué es importante considerar lo intangible en ellos? Los topónimos dan cuenta de la percepción del espacio que tenía de su entorno la comunidad. Una rápida recorrida por la cartografía pampeana, que la representó a lo largo de la historia, nos permite reconocer una importante cantidad de topónimos que ya usaban los ranqueles en épocas históricas.

Muchos de los nombres que hoy empleamos para designar Departamentos, localidades, parajes, lagunas, sierras, etc., están en lengua ranquel, “la lengua paisana” como la llaman sus hablantes. La comunidad nombró los lugares que descubría, utilizaba y se apropiaba, aprovechando características distintivas del medio ambiente natural, acontecimientos históricos, casos o sucedidos, para identificarlos. Por tradición fueron incorporados al uso cotidiano.

Hay interesantes trabajos que acercan información sobre los referentes espaciales que le permitieron a los ranqueles seleccionar y valorar el paisaje para su aprovechamiento, en síntesis reconstruir cómo fue percibido por ellos. Así lo intangible se transforma en tangible. Algunos ejemplos de topónimos ranqueles pampeanos son:

 

Catriló: médano cortado, aislado (de loo ‘médano’ y katrü ‘cortar’)

Maracó: aguada de la liebre (de mara ‘liebre’ y ko ‘aguada’)

Rancul: carrizo (de rankül ‘carrizo’)

Chos Malal: corral amarillo (de chod ‘amarillo’ y malal ‘corral’)

Curacó: aguada de la piedra (de kura ‘piedra’ y ko ‘aguada’)

Leuvucó: agua de río (de lewvü ‘río’ y ko ‘agua’)

 

 

Aspectos históricos

 

Ramón Cabral, el Platero.

Nacido en 1830, era hijo del cacique Lorenzo Cabral y de una cristiana cautiva, proveniente de La Carlota (al sur de la provincia de Córdoba). Los observadores externos se asombraron ante el desarrollo de su oficio como platero, y el hecho de disponer de amplios cultivos, numerosos corrales para la cría de vacunos, equinos y ovinos. Hermano del cacique Linconao Cabral, tenía sus tolderías ubicadas en Carrilobo (o karü-loo ‘médano colorado’), a 15 km al norte de Leuvucó. Ya desde mediados de la década de 1870 venía recibiendo invitaciones a instalarse con los suyos en una reducción franciscana en Sarmiento (al sur de Córdoba), hasta que en 1877, finalmente aceptó instalarse en el Fuerte Sarmiento. Prontamente su grupo fue militarizado, y obligado a participar como parte del Escuadrón Ranqueles en contra de quienes habían quedado en Tierra Adentro. Luego de las campañas militares de 1879, se registra que muchos de los suyos que habían quedado tanto en Sarmiento, como en Villa Mercedes, así como los que se encontraban con Ramón para 1883, en inmediaciones de la laguna El Cuero (al sur de Córdoba), venían sufriendo hambre y enfermedades, y fueron trasladados en 1886 hacia La Blanca (en cercanías de Victorica), donde quedó el grueso del grupo. Otra parte —que incluía al viejo cacique— fue llevada a General Acha, lugar en el que Ramón murió el 1 de mayo de 1890. Años más tarde, dos hijos y un sobrino suyo lograrían obtener tierras con la fundación de la colonia Emilio Mitre.

 

 

Actividades

 

  1. Pasar las siguientes oraciones en modo real a modo condicional:

Ej:     Inche amun waria mu.

                            Inche amuli waria mu..

 

  1. Inche iñ chaw ilotüy piuke kawellu.

 

 

  1. Eymi kastilladunguymi.

 

 

  1. Vey mu inche  allkütün.

 

 

  1. Karüpilun pingen inche.

 

 

  1. Vachi wentru ñamüy.

 

 

 

  1. Pasar las siguientes oraciones a voz pasiva:

Ej.:    Eyew puwülüy ta iñ kawellu.

                            Eyew puwülngey ta iñ kawellu.

 

  1. Yey kiñe kapüra malal mo.

 

 

  1. Vey eleno kiñe ñayki.

 

 

  1. Inche küpalün mamüll.

 

 

  1. Yemepen pichiken rükavün.

 

 

  1. Pichiken kal vowün.

 

 

 

  1. Escribir 5 oraciones usando el modo condicional.

Ej.:  nenoli pülata, amulayan waria mu.

 

  1. ……………………………………………
  2. …………………………………………..
  3. ……………………………………………
  4. …………………………………………..
  5. ……………………………………………

 

 

  1. Formar verbos con pepi ‘poder’ a partir de las oraciones siguientes:

Ej.:    Inche meli chañikollü dewman.

                            Inche meli chañikollü pepidewman. 

 

  1. Dungulnge ta mi ngillañ.

 

 

  1. Allkütüymi tayül.

 

 

  1. Nawpan witru mu.

 

 

  1. Nüvay pichi ke üñüm.

 

 

  1. Ngillatün pichiken kal

 

 

 

  1. Continuar las siguientes oraciones:

Ej.:    Nüvali üñüm, ……

                            Nüvali üñüm, inche ilotüan.

 

  1. Kutranlonkoli, ……………………………….
  2. Ülkantüli inche iñ tayül, ………………….
  3. Watrole inche iñ lipang, …………………..
  4. Amulmi waria mu, ………………………….
  5. Küpalnole pülata, …………………………..

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>