Lección 10

Descargar lección 10 completa en pdf (click aquí)

LECCIÓN  10

¿Iñi kellueymu?  ‘¿Quién te ayudó?

Ta iñ ngillañ kellueno. ‘Mi cuñado me ayudó’

Vey rume kellueno. ‘Me ayudó muchísimo’

Müna küme wentru ta iñ ngillañ. ‘Muy buen hombre es mi cuñado’

 

¿Iñi dunguleymu?

‘¿Quién te habló?’

Ta iñ kuku dunguleno.

‘Mi abuela me habló’

Re ranküldunguleno ta iñ kuku.

‘Me habló en puro ranquel mi abuela’

 

 

¿Iñi ngüchatüeymu?  ‘¿Quién te insultó?’

Kiñe weda weche ngüchatüeno.  ‘Un joven malo me insultó’

¿Chem pieymu?  ‘¿Qué te dijo?’

“Elme weda wentru” pieno.  ‘”Mal hombre de porquería”, me dijo’

 

 

Ta iñ domo küme avülüy.

‘Mi mujer cocina bien’

Vachantü avüleleno ta iñ yal. Avüleleno korü.

‘Hoy me cocinó mi comida. Me cocinó sopa’.

 

 

 

Inche kidulewen.  ‘Yo quedé solo’

Vey mu inche avülün kovke, korü ka ilo.

‘Por eso yo cocino pan, sopa y carne’

 

Inche metü kimün ranküldungun.

‘Yo todavía sé hablar ranquel’

Inche kimelün iñ ñawe ranküldungun.

‘Yo le enseño a mi hija a hablar ranquel’

Ta iñ ñawe ranküldunguleno.

‘Mi hija me habla ranquel’

 

 

Inche iñ chaw küpaleleno kuram.

‘Mi padre me trajo huevos’

Kuram achawall küpaleleno iñ chaw.

‘Huevos de gallina me trajo mi padre’

Inche avülan kovke kuram achawall mu.

‘Yo voy a cocinar pan con los huevos de gallina’

 

 

 

 

 

 

 

Ta iñ kuku küme dungulkeno.

‘Mi abuela me hablaba bien’

“Müna küme wentru eymi”, pieno.

‘Me decía “serás un hombre muy bueno”.

 

 

¿Iñi ngütramkaeymu veychi dungu?

‘¿Quién te contó esa noticia?’

Ta iñ peñi ngütramkano tüvachi dungu.

‘Mi hermano me contó esta noticia’.

Pichi trewa ñamüy. ‘El perrito se perdió’

Inche iñ ñawe ñamngümüy pichi trewa. ‘Mi hija perdió el perrito’

 

 

Inche kimelün iñ votüm ranküldungun. ‘Enseño hablar ranquel a mi hijo’

Ta iñ votüm chedunguy. ‘Mi hijo habla ranquel’

Inche iñ votüm tremüy rume. ‘mi hijo creció muchísimo’

Inche trengümüy iñ püñüñ waria mu. ‘Yo crié a mis hijos en el pueblo’

 

Pichin pewen pülata.

‘Ya encontré un poco de plata’

Inche apuraopewen amual.

‘Yo ya estaba apurado para ir’

Trekawelay iñ ñuke.

‘Mi madre ya no caminaba’

Küpawelay iñ votüm.

‘Ya no viene mi hijo’

 

 

 

Vocabulario

 

Sustantivos:  chillkatüweruka  ‘escuela’

epew  ‘cuentro tradicional ranquel’

kastilla  ‘lengua castellana’

korü  ‘sopa’

kuram ‘huevo’

makuñ  ‘poncho’

ngillañ  ‘cuñado’

ranküldungun  ‘lengua ranquel’

wa  ‘maíz’

yal  ‘comida’

 

Verbos:  avül  ‘asar, cocer, teñir’

dungu  ‘hablar’

dungul  ‘hablar a alguien’

kellu  ‘ayudar’

kimel  ‘enseñar’

kim  ‘saber’

kidulewe  ‘quedar solo’

küpal  ‘traer’

küpalel  ‘traer para alguien’

ngüchatü  ‘insultar’

ngütramka  ‘contar, narrar’

ñam  ‘perderse’

ñamngüm  ‘perder algo’

pe  ‘ver, encontrar algo o a alguien’

trem  ‘criarse’

trengüm  ‘criar’

 

 

Adverbios:    metü  ‘todavía’

re  ‘puro, solamente’

rume  ‘demasiado’

vachantü  ‘hoy’

 

Adjetivos:   weda  ‘malo’

kidu  ‘solo’

 

Coordinante:  vey mu  ‘por eso’

 

Insultos:   elme  ‘de porquería’

povo  ‘zonzo’

 

 

Diálogo

 

Practicar diálogos siguiendo este que se presenta a continuación.

 

A: Marimari, weni.

B: Marimari, püta kuyvi. ¿Kümelkalekaymi?

A: Kümelkalekan. ¿Eymi ranküldunguymi?

B: May, inche ranküldungun.

A: ¿Iñi kimeleymu ranküldungun?

B: Inche iñ chaw kimeleno. ¿Kay eymi mi votüm? ¿Vey
ranküldunguy?

A: May, ta iñ votüm ranküldunguy.

B: Inche kavey kastilladungun. Kom pu che kastilladunguy.

A: Inche tremün re ranküldungun mu. Vachantü wekeche ka ülchake
domo kimlayngün ranküldungun. Vey mu kiduengün  kimlayngün
ranküldungun chillkatüweruka mu.

 

 

Aspectos gramaticales

 

El coordinante:

El coordinante vey mu ‘por eso’  se ubica al comienzo de la oración para indicar consecuencia de una oración anterior:

 

inche küdawlan, vey mu nelan pülata

‘yo no trabajo, por eso no tengo plata’

 

Los verbos:

Las lenguas presentan verbos intransitivos, que solo implican un sujeto, como caminar, saltar, correr, etc. Cuando el verbo es transitivo, no solo tiene un sujeto agente sino también un objeto paciente: comprar, mirar, ver, etc. Además, podemos encontrar verbos bitransitivos, que son aquellos que presentan un sujeto agente, un objeto paciente y otro objeto que recibe la acción del sujeto. Un verbo bitransitivo típico es dar, y también traer, regalar, etc.

Los verbos transitivos, que presentan un sujeto  con valor de agente y un objeto paciente de persona que sufre la acción del primero, incluyen el pronombre personal de este último en el mismo sintagma verbal. En los siguientes ejemplos la acción verbal se dirige de una tercera persona agente a una primera persona paciente:

 

kellu ‘ayudar’                        kellueno  ‘él me ayuda’

kimel ‘enseñar’                      kimeleno ‘él me enseña’

dungul ‘saludar a alguien’     dunguleno ‘él me saluda’

 

La forma –eno pierde la –e cuando está precedida por una a: kellulano ‘él no me enseña’ (kellu-la-no).

En los siguientes casos, la acción verbal se traslada de una tercera persona agente a una segunda persona paciente:

 

kellu ‘ayudar’                        kellueymu ‘él te ayuda’

kimel ‘enseñar’                      kimeleymu ‘él te enseña’

                  dungul ‘saludar a alguien’     dunguleymu ‘él te saluda’

 

En ranquel hay un mecanismo para convertir un verbo intransitivo en transitivo. Este mecanismo consiste en el agregado de un sufijo causativo que presenta dos formas:

 

         –(ü)m– : se une a verbos intransitivos para agregar un objeto directo:            vay  ‘hervirse’             vayüm  ‘hervir algo’

trem  ‘crecer’                trengüm[1] ‘criar a alquien’

av ‘terminarse’             apüm ‘¨terminar algo’

 

–l– ~ –el–[2] : se une a verbos intransitivos para agregar un objeto directo:

küpa ‘llegar’                 küpal ‘traer algo’

aku ‘venir’                   akul ‘traer algo’

 

Ahora bien, si el verbo es transitivo, lo que va a operar sobre este para generar un verbo con objeto directo y objeto indirecto es lo que se denomina un aplicativo. La forma del aplicativo en ranquel es:

 

-(l)el[3], es decir, igual al morfema causativo:

kim ‘saber algo’            kimel ‘enseñar algo a alguien’

                  küpal ‘traer algo’                  küpalel ‘traer algo a alguien’

dewma ‘hacer algo’      akulel ‘hacer algo a alguien’

 

Este aplicativo tiene el valor de ‘beneficiario’, es decir que la persona recipiente de la acción verbal se beneficia con la acción realizada por el agente.

 

Los aspectuales:

El sufijo –we- determina verbos y presenta el significado de ‘perfección o acción completa’. En oraciones afirmativas puede ser traducido por ‘ya’. En oraciones negativas es llamado ‘cesativo’, y es traducido ‘ya no’. Cuando este sufijo sigue al verbalizador ‘estativo/durativo’ –le– ~ –küle–, el sufijo –we– es traducido por ‘ya está o quedó’, con valor resultativo:

 

pe ‘encontrar’                         pe – we – n  ‘ya encontré’

pepianü ‘poder sentarse’                pepianü – we – lay ‘ya no podía
                                                                                                   sentarse’

 

Adjetivos:

 

kidule  ‘estar solo’                 kidulewe n ‘quedé solo’

karü ‘verde’                           karü – le – we – y  ‘quedó verde’

 

Cuantitativo:

 

epu ‘dos’                               epu – le – wey ‘quedaron dos’

Verbos:

 

trana– ‘tirar’                          trana – le – we – y  ‘quedó tirado’

Adverbios:

 

pichi ‘poco’                                     pichi – le – we – y  ‘quedó poco’

 

La incorporación del objeto:

Ya vimos en la Lección 9 que el sujeto y el objeto pueden ser incorporados al sintagma verbal. Es lo que ocurre en los siguientes casos:

 

ranküldungu  ‘hablar ranquel’

kastilladungu  ‘hablar castellano’

 

Los adverbios:

Determinan al verbo y a otros adverbios y presentan diversos significados:

 

De cantidad:

 

rume  ‘muchísimo’

rume kimeleno ‘me enseñó muchísimo’

müna  ‘mucho’

müna küme chedunguy ‘habla muy bien el ranquel’

 

De tiempo:

 

metü  ‘todavía’

vachantü  ‘hoy’

 

De modo:

 

re ‘puro, solamente’

 

Expresiones insultantes:

 

elme  ‘de porquería’

weda ‘malo’

elme weda wentru ‘mal hombre de porquería’

Aspectos culturales

 

Instrumentos musicales

Los instrumentos musicales de los ranqueles son de distinto tipo. Uno de los más importantes es el  kultrun o kultrung, instrumento de percusión que consiste en un tronco ahuecado recubierto por un solo parche hecho de cuero de caballo que se tensa por la parte inferior. Mide aproximadamente 25 cm de diámetro y tiene una altura variable que va de 20 a 30 cm, similar a un pequeño tambor. Suelen decorarlo con dos líneas rectas que se cruzan, simbolizando los cuatro puntos cardinales. Dichas líneas terminan en forma de patas de avestruz. En cada espacio demarcado, pueden presentar distintas figuras autóctonas ranqueles como una luna, boleadoras, zorros, etc.

 

 

 

 

 

 

Otro instrumento importante es la trutruka, muy difundida entre los ranqueles. Es un instrumento de viento, muy largo, con embocadura lateral, fabricado con una caña colihue ahuecada y recubierta con un intestino de caballo. Termina en un cuerno vacuno atado con lana o hilo a la vara de colihue. Puede tener hasta siete metros de largo, y entre 2 y 10 cm de diámetro. El sonido que produce es estridente y grave, con escasas variaciones tonales. La trutruka se utiliza como señal a distancia, grito de guerra o como acompañamiento musical en actividades sociales y religiosas. Se usa durante el camaruco o ngillatun para dar inicio a la rogativa, y para marcar el compás, como complemento del kultrung.

 

Por último, tenemos la pivilka, instrumento de viento tallado en madera, aunque ha sido remplazado por un tubo de caña. Tiene un orificio en la parte superior y asas laterales para colgarse. Mide aproximadamente 25 cm. El instrumento emite un solo sonido, su única nota se mezcla en el curso del canto o del conjunto instrumental sin relación rítmica.

 

 

 

 

 

No está de más decir que en las tolderías del siglo XIX también se manipulaban instrumentos que fueron tomados de los europeos, como la guitarra criolla y el acordeón.

 

 

Aspectos históricos

 

Géneros discursivos

Los cronistas y estudiosos de los pueblos originarios han destacado reiteradamente el valor fundamental que poseía para ellos la expresión verbal. Este gusto por la producción verbal llevó a los ranqueles a desarrollar diversos géneros discursivos. Antes de presentar la diversidad de formas que adoptó la expresión verbal ranquel, artística o no, presentaremos la discusión que plantea la clasificación de las distintas manifestaciones verbales de este pueblo. Generalmente se ha hablado de literatura sin distinguir entre lo que es discurso artístico del que no lo es.

Se distinguen las siguientes manifestaciones verbales:

La oratoria o weupin: este estilo se utiliza en reuniones religiosas, sociales o políticas. Estos discursos parlamentarios se caracterizaban por su extensión desmesurada, de dos a tres horas. Además, exigía la presencia de un “contestador” e interlocutor del orador que aprobaba o rectificaba lo dicho por este.

* Dentro del conjunto de manifestaciones verbales se considera al relato histórico o ngütram: están incluidos en este punto todos los relatos que tienen valor histórico o conversacional. Se mezclan también elementos míticos.

* Los epew o narraciones artísticas, de cualquier tipo de temática: mito, leyenda, fábula.

* Otra forma es la de los consejos o ngülam.

* La de los chistes o ayekan.

* Las adivinanzas o kuneo: están destinadas a la recreación de los niños.

 

 

Actividades

 

  1. Responder las siguientes preguntas.

Ej.:    ¿Iñi pieymu?

Ta iñ ñuke pieno.

 

  1. ¿Iñi kellueymu?

 

 

  1. ¿Iñi ngüchateymu?

 

 

  1. ¿Iñi kimeleymu ranküldungun?

 

 

  1. ¿Iñi küpaleleymu kuram achawall?

 

 

  1. ¿Iñi ñamngümüy owisa?

 

 

  1. Reescribir estas oraciones en negativo:

Ej.:    Ta iñ ñuke kellueno.

                            Ta iñ ñuke kellulano.

 

  1. Ta iñ chaw kimeleno kastilladungun.

 

 

  1. Tüva weche pieno “elme weda wentru”.

 

 

  1. Tüvachi weni küpaleleno kiñe chañikollü.

 

 

  1. Inche iñ ñuke avüleleno korü.

 

 

  1. Tüvachi wentru rume ranküldungueno.

 

 

  1. Unir las siguientes oraciones por medio del coordinante vey mu:

Ej.:    Inche nen kawellu.  Inche amuan waria mu.

                            Inche nen kawellu, vey mu amuan waria mu.

 

  1. Karüpilun kimüy  ranküldungun. Ranküldungun pieno.

 

 

  1. Rayen ni kuram achawall. Rayen küpaleleno kechu kuram.

 

 

  1. Inche iñ ñuke rume kellueno. Inche ayupiukelen.

 

 

  1. Inche iñ kuku avüleleno kovke. Kiduengün kavey yingün kovke.

 

 

  1. Inche iñ chaw chedunguy.  Vey kimeleno ranküldungun.

 

 

 

  1. Formar oraciones uniendo las siguientes columnas:

 

¿IñiWekeche wentru

Ta iñ kuku

¿Iñi küpaleleymu

Inche iñ laku

Ta mi peñi kimeleymu

kastilladungun.kuram choyke?

kellueno.

ranküldunguy.

avüleleno korü.

kellueymu?

 

  1. …………………………………………………………………………
  2. …………………………………………………………………………
  3. …………………………………………………………………………
  4. …………………………………………………………………………
  5. …………………………………………………………………………
  6. ………………………………………………………………………….
  7. …………………………………………………………………………

 

  1. Escribir la pregunta a partir de la respuesta:

Ej.:    ¿Iñi kellueymu?

                            Inche iñ peñi kellueno.

 

  1. …………………………………………………. ?

Inche iñ laku kimeleno ranküldungun.

 

  1. …………………………………………………. ?

Ta iñ weni pieno  “elme weda wentru”.

 

  1. …………………………………………………. ?

Inche iñ kuku avüleleno kovke.

 

  1. 6. Reescribir las oraciones pasando de la primera persona paciente a la segunda:

 

Ej.:    Inche iñ chaw kellueno.

                            Inche iñ chaw kellueymu.

 

  1. Ta iñ laku kimeleno ranküldungun.

 

 

  1. Inche iñ weni dunguleno.

 

 

  1. Inche iñ ñuke avüleleno korü.

 

 

  1. Inche iñ lamgnen  ranküldunguleno.

 

 

  1. Inche iñ  peñi küpaleleno kuram achawall.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] La ocurrencia del causativo –(ü)m genera cambios idiosincrásicos en las consonantes finales de los verbos, como ocurre con  trem > treng  y av > ap.

[2] El sufijo  –l- ocurre cuando la raíz verbal finaliza en vocal y  -el- cuando dicha raíz finaliza en consonante.

[3]  –el- ocurre cuando el verbo finaliza en consonante y –lel- cuando finaliza en vocal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>